Nueva estación de autobuses: 528 contra 0!



Así "lucirá" la nueva estación de autobuses de Bilbao que completará el nuevo barrio de Garellano-Basurto con sus altas torres (todavía falta la más llamativa): Parte estación de autobuses, parte hotel, parte residencia de estudiantes, parte gimnasio, parte parking para 528 coches... y para bicis (que bien pudieran ser las de los estudiantes, o las de los transeuntes que acceden a la estación con sus dos ruedas, o las de aquellos que llegando en bus agarran la suya después del viaje, contentos de poder pedalear al fin para mover un poco las piernas, o la de quien sea)… ¿cuántas plazas?, ¿cuántas plazas para bicis? …..

0. Cero, sí. Cero patatero. Ninguna plaza. En la estación de autobuses del Bilbao del siglo XXI no se contempla ninguna plaza para que sus viajeros puedan depositar sus bicis. 

Ninguna posibilidad por tanto para que las bicicletas de cada cual puedan interactuar con los autobuses o con los demás equipamientos que ofrecerá este edificio. Ninguna posibilidad para acoger un parking para ellas en un punto vital de la ciudad (como ya lo hacen en Donosti o en cientos de ciudades importantes) y en una de las áreas urbanas con mayor congestión durante el día, por cierto. 

Podría haber sido el primer parking seguro de toda la ciudad, una estación intermodal de las de verdad, un primer paso para otros posibles parkings de bicis en otras estaciones de la villa, que sirvieran a su vez para impulsar una ciudad más amable para peatones y también bicicletas, con un aire más limpio, pero no.

¿Pero no era que había que potenciar un urbanismo que hiciera menos necesario el coche? ¿Por qué tan poca consideración con las bicis otra vez? Como si fuera menor la superficie que el coche ocupa a día de hoy en el barrio.


Basurto2



La mayoría de los coches que se muestran en las fotos son al parecer de gente que viene a trabajar o de visita al hospital de Basurto. Justamente al lado. Su acceso es posible en metro, en tren de feve, en tren de cercanías de renfe, en tranvía de euskotran, en Bilbobus, en Bizkaibus, andando o en bici (el que se atreva). 

Claro, difícil que el vehículo propio se quede en casa con estas facilidades. Pero si bien este le resuelve muchas necesidades de transporte a su propietario, es también un problema de salud pública cada vez mayor para él y para los demás. Allá donde más se amontonan, más todavía. Y más casas con garajes son más facilidades para el uso del coche, más los que acuden de fuera a trabajar en coche, más los que acudirán a la estación en coche…  y en un barrio que ya tiene lo suyo; puerta de entrada y salida a la autopista, los propios autobuses…


Como no llegue el día en que Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) haga recomendaciones de tipo urbanístico para evitar problemas de salud asociados a urbanismos poco sanos como este, o para mitigar sus efectos, mal vamos.

Como si Bilbao no estuviera ya suficientemente congestionada y ocupada por el coche.

Así de sostenible es la estación de autobuses del siglo XXI en Bilbao.

Más facilidades todavía para el coche: 528 plazas

Ninguna para la bicicleta: 0 plazas

© Iker Diaz 2016